Tratamientos para la diabetes gestacional


Tratamientos para la diabetes gestacional

Tratamientos para la diabetes gestacional

La diabetes gestacional es una forma de diabetes que se crea cuando la mujer está embarazada. Se define como una alteración de la tolerancia a la glucosa que se inicia o se reconoce durante el embarazo. Tan sólo en Norteamérica se han presentado 140 mil casos anuales de diabetes gestacional. En cuanto te diagnostiquen este padecimiento, debes comenzar de inmediato con los tratamientos para la diabetes.Hasta el momento no se ha encontrado una causa específica por la que esta enfermedad aparece, pero se cree que las hormonas del embarazo reducen la capacidad que tiene el cuerpo de utilizar y responder a la acción de la insulina. Como consecuencia, el bebé nace con un incremento de peso desproporcionado y una mayor probabilidad de que desarrolle obesidad y/o diabetes de tipo 2 en su vida adulta.

Las mujeres con mayor posibilidad de sufrir una diabetes gestacional son aquellas que se realizaron una implantación directa del embrión en el útero o ha sufrido de abortos espontáneos.

Los tratamientos para la diabetes gestacional tienen como objetivo mantener un nivel de glucosa en la sangre equivalente al de las embarazadas sin diabetes gestacional. Este incluye menús especiales, la programación de actividad física, pruebas diarias de glucosa e inyecciones de insulina.

Si no atiendes con seriedad tu tratamiento, puedes sufrir graves consecuencias, tanto para ti, como para tu bebé, como tener un retardo del crecimiento fetal, una elevada incidencia de malformaciones congénitas, un tamaño del feto elevado en relación con su edad, nacimiento prematuro o muerte fetal intrauterina.

Aunque la diabetes gestacional es motivo de preocupación, no debes preocuparte demasiado, por lo general éste desaparece después del embarazo, sólo sigue las instrucciones de su doctor y esté al pendiente de cualquier anomalía. Sin embargo, hay casos en los que algunas mujeres descubren durante su embarazo que tienen diabetes tipo 1 o 2, y es difícil saber si simplemente tienen diabetes gestacional, o comenzaron a tener indicios de diabetes durante el embarazo.

En estos casos se debería continuar con el tratamiento después del embarazo, pues se ha visto casos donde la diabetes gestacional y la diabetes tipo 2 están muy relacionadas.

Después del parto, como en la mayoría de los casos los niveles de azúcar en la sangre vuelven a la normalidad tras el parto, se suspende en ese momento la administración de insulina. A las seis semanas después del parto, se te realizará de nuevo estudios; si todo sale correcto, entonces sólo te practicarán controles anuales, esto es muy recomendable, ya que existe un porcentaje elevado de aparición de diabetes dos años después del parto.

Para prevenir la diabetes gestacional es preferible comer una variedad de alimentos que incluya proteínas y vegetales frescos, limitar el consumo de grasa a 30 por ciento o menos, y disminuir el tamaño de las porciones.

Aunque lo escuches hasta el cansancio, debes hacer ejercicio, pues permite que el cuerpo use la glucosa sin requerir insulina adicional. El ejercicio es beneficioso dentro de los tratamientos para la diabetes porque ayuda a combatir la resistencia a la insulina; eso sí, nunca inicies un programa de ejercicios sin consultar con tu médico.


One Response

Dime tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *