Será bueno el café para la diabetes?


café para la diabetes

café para la diabetes

El café para la diabetes es algo polémico, pero interesante. Existen varios estudios realizados sobre el tema del café para la diabetes, realizados por prestigiosas Universidades alrededor del mundo como en Holanda y Estados Unidos. Pero lo polémico es , que muchas de estas investigaciones con relación a este tema, son los polos opuestos, es decir una contradicen a las otras. Entonces.., a quién creerle en este importante alimento de producción mundial?

Yo te daré mi humilde opinión según todo lo que he leído al respecto. Hay algo que sí es muy cierto, y es que el café estimula al cuerpo a la liberación de la glucosa que está almacenada en el hígado, por lo tanto ya de ahí podemos ir sacando varias conclusiones,…

Si el café estimula la liberación de esa glucosa de reserva del hígado, el páncreas tendrá que producir más insulina para poder procesar dicha glucosa. Los pacientes con diabetes tipo 2 que presentan resistencia a la insulina, en sus células,  deben tener mucho cuidado con un exceso constante del café para la diabetes. Sencillamente los pacientes con diabetes tipo 2, mientras su páncreas se encuentre en buen estado, debido a la propia resistencia a la insulina que presentan las células de su cuerpo, la producción de insulina que tienen es alta, por lo tanto si encima de esto, consume café en exceso, puede aumentar la liberación de glucosa del hígado y al mismo tiempo la insulina.

En el caso de la diabetes tipo 1, el paciente normalmente tiene que inyectarse insulina porque el páncreas sufrió un daño que lo llevó a colapsar, por lo tanto, este paciente produce muy poca o ninguna insulina, obviamente, al ingerir café y liberarse la glucosa del hígado, es muy posible que deba utilizar más insulina de lo normal en sus inyecciones.

En cualquiera de los 2 casos, el café debe beberse en moderación, y obviamente sin ninguna azúcar añadida, y si puede ser sin leche mucho mejor.

Pudieras conseguirte un endulzante como Stevia para ponerlo más dulcesito si necesitas ese sabor en tu boca.

Otro aspecto importante en el café para la diabetes, es saber que tipo de sistema nervioso posees, es decir si eres muy activo, o eres muy pasivo.

Las personas de mayor actividad en su sistema nervioso, producen poca insulina, por lo tanto el café les cae mucho mejor que a los pasivos.

El paciente pasivo, que normalmente tiene una muy buena digestión, y es carnívoro de carnes rojas como tal, necesitaría un poco menos de café en su consumo diario debido a que son grandes productores de insulina.

En conclusión, creo que el café para la diabetes no es de gran impacto negativo siempre y cuando se beba con moderación, quizás unas 3 tazas al día estarían bien.

Hace más daño lo que se le echa al café, que precisamente el café. Por lo tanto no agregues azúcar de ningún tipo, y si vas a usar alguna leche que sea de almendras o de coco.

Espero te sirva la información. Compártela con tus amigos de las redes sociales para que se beneficien de la misma. Cualquier duda me las puedes dejar en los comentarios.


Dime tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *