Qué causa la diabetes tipo 1 y 2


Lo más normal es que cuando ingerimos alimentos, la mayor parte se convierta en glucosa, o como nosotros lo conocemos, en azúcar. Esto es gracias a una hormona que se llama insulina, ella tiene como función permitir que la glucosa ingrese en las células del cuerpo para usarla posteriormente como energía. El órgano de nuestro cuerpo que se encarga de producir insulina es el páncreas. Ahora, una persona que tiene diabetes tipo 1 y 2 tiene un problema con el funcionamiento adecuado del páncreas, porque ésta no produce suficiente cantidad de insulina, o también puede ser que las células del cuerpo no pueden usar la insulina en forma adecuada; es decir, que se resisten a la insulina.

Como consecuencia, una persona con diabetes tipo 1 y 2 acumula glucosa en la sangre, en lugar de ingresar en las células. El problema es que, una cantidad excesiva de glucosa en la sangre puede provocar problemas graves en la salud, como causar grandes daños en los vasos sanguíneos, en los nervios, en el corazón, en los ojos y en los riñones.

Factores de riesgo por tener diabetes tipo 1 y 2

diabetes tipo 1 y 2

Diabetes tipo 1 y 2

Una persona que sufre de diabetes tipo 1 y 2 debe llevar una estrecha comunicación con su médico de confianza, lo importante es que puedas llevar una vida de calidad y con los riesgos bajo control de forma significativa. No obstante, hay factores que pueden empeorar las condiciones de una persona que sufre de diabetes tipo 1 y 2, como lo es la obesidad. Es importante advertir que entre mayor sea la obesidad, mayor será la resistencia del cuerpo a la insulina.

De ahí que las personas que sufren de diabetes tipo 1 y 2 deben llevar una dieta saludable y baja en grasas, acompañada del ejercicio regular, de esta forma podrás bajar de peso gradualmente y así mantenerte en forma. Existen algunas tablas donde puedes calcular cuál será tu peso ideal, considerando tu estatura y tu edad, y dependiendo de si eres mujer u hombre.

Es importante también considerar la edad al momento de detectar los factores de riesgo por contraer diabetes tipo 1 y 2. Una mujer mayor a 45 años tiene más factores de riesgo que una persona más joven, por ejemplo.

Otro factor a considerar que nos debe mantener alertas son los antecedentes familiares, si tuviste o tienes algún familiar que tiene diabetes tipo 1 y 2, es más factible que contraigas diabetes, sobre todo si ese familiar es alguien muy cercano como tu madre, tu padre o algún hermano.

Hasta el momento no hay una explicación, sin embargo, existen pruebas de que algunos grupos étnicos tengan un riesgo más alto de contraer diabetes tipo 1 y 2 que otros. Estos grupos son: Nativos americanos, hispanoamericanos, afroamericanos y habitantes de las Islas del Pacífico.

Cómo prevenir la diabetes tipo 1 y 2

diabetes tipo 1 y 2

Diabetes tipo 1 y 2

Para prevenir la diabetes tipo 1 y 2 es muy importante llevar una vida sana para mantener un peso saludable y así reducir el riesgo de tener diabetes tipo 1 y 2. No es necesario hacer ejercicio extenuante, tan sólo vas a necesitar hacer ejercicio durante 30 a 60 minutos la mayoría de los días de la semana.

Aparte de hacer ejercicio es muy importante mantener una dieta especial para diabetes tipo 1 y 2, el cual está conformado por alimentos bajos en grasas, calorías y colesterol, porque estos factores aumentan el riesgo de tener diabetes tipo 1 y 2. Con una buena rutina de ejercicio, más una dieta saludable que contenga alimentos altos en fibra y baja en grasas, colesterol, sal y azúcar y, sobre todo, un cuidado del tamaño de las porciones, podrás ser capaz de mantener una buena calidad de vida.

Aunque también es importante advertir que a veces por mucho que se tengan los cuidados necesarios, no siempre es posible evitar la diabetes, como es el caso de la diabetes gestacional, el cual sólo aparece durante el embarazo. En muchas ocasiones este tipo de diabetes desaparece después del embarazo, pero de todas formas existe un 40 por ciento o un 60 por ciento de mujeres que han tenido que recibir un diagnóstico de diabetes tipo 2 que puede durar 15 años.

En cuanto a los bebés, estos también corren el riesgo de padecer diabetes, en especial aquellos que pesan 9 libras o más, por lo que es importante mantenerlos vigilados para poder prevenir la diabetes, o de lo contrario, asegurar que el bebé reciba un tratamiento adecuado para evitar futuras complicaciones.


Dime tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *