Culturas, Ciudades, y Factores en la Diabetes Mellitus


La diabetes tipo 2 parece tener los índices más altos en las culturas autóctonas que carecen de las defensas genéticas mínimas. Cuando estas culturas entran en contacto con alimentos procesados, adulterados, altos en azúcar y harinas blancas, y pasan de un estilo de vida activo a uno de tipo pasivo, con la obesidad que le acompaña, presentan un serio riesgo de padecer diabetes mellitus. Existe una sólida relación entre una alimentación deficiente y la obesidad. Desde una perspectiva alimenticia, la obesidad se relaciona principalmente con una alimentación alta en azúcar y carbohidratos complejos.

Diabetes Mellitus y Culturas

Diabetes Mellitus y Culturas

Los estadounidenses se han convertido en asiduos consumidores de alimentos y bebidas azucarados y de sabor dulce. El consumo percápita de edulcorantes calóricos, principalmente la sacarosa(azúcar de mesa obtenida de la caña de azúcar y la remolacha) y los edulcorantes de maíz(principalmente el jarabe de maíz alto en fructosa), se incrementó en unos 20 kg-un 39%- entre los años 1950 a 1959 y 2000. En el año 2000, cada estadounidense consumía un promedio de 69kg de edulcorantes calóricos. Eso ascendía a 52 cucharaditas por persona y día. Esto es algo sin precedentes en la historia humana.

El Dr Thomas Cleave realizó un estudio histórico después de la Segunda Guerra Mundial acerca de las culturas autóctonas en las que se había introducido el azúcar blanco y la harina blanca. Descubrió que en todas las culturas en las que hubo un brote de diabetes Mellitus tipo 2, la enfermedad se presentó aproximadamente 20 años después de introducir en ellas esos alimentos. Es una afirmación bastante clara. Aunque se piensa comúnmente que la diabetes mellitus es un desequilibrio glucémico, en realidad es un trastorno crónico degenerativo que afecta al metabolismo de las proteínas, las grasas y los carbohidratos.

Este desequilibrio metabólico se combina con una alimentación y un estilo de vida caracterizados por la obesidad y la falta de ejercicio, combinados principalmente con alimentos con altos contenidos de azúcares procesados y carbohidratos en general, y de manera secundaria combinado con alimentos con un alto contenido en grasas y proteínas de origen animal y bajo contenido en fibras. Un porcentaje mucho más alto de personas pertenecientes a las clases bajas y sin educación desarrollan diabetes y , más específicamente, una gran de estadounidenses nativos,afroestadounidenses, asiáticos e hispanos sufren de esta enfermedad.

Solo tenemos que revisar un poco la historia para darnos cuenta que esta pandemia de la diabetes mellitus es relativamente nueva. Hemos estado en el planeta durante apenas unos tres millones doscientos mil años. los indios pima solo tenían un caso documentado de diabetes en el año 1920. Sus primos, los tarahumaras, que han seguido consumiendo una dieta natural, solo presentan una incidencia del 6% de diabetes. Mientras tanto, los pimas, sus parientes genéticos, tienen una incidencia actualmente del 51% y muy pronto las estimaciones indican que subirá a un 90%.

EN 1970 la capacidad de pesca de los pimas se redujo por la construcción de embalses en los ríos y esta etnia se volvió más hacia la comida basura de la cultura occidental. EL índice de diabetes mellitus se disparó al combinar la genética y una dieta diabetogénica occidental. El índice de diabetes se ve afectado notablemente, por los factores genéticos que favorecen esta enfermedad en una cultura concreta, y muchos científicos piensan que muchos de estos factores genéticos pueden explicar el problema de la obesidad entre los estadounidenses nativos.

El primer investigador norteamericano que estudió a los pimas mexicanos es Leslie O. Schulz, catedrático en Ciencias de la Salud en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Con la cooperación de la tribu, ha establecido una clínica y un sitio de investigación para poner a prueba varias hipótesis sobre este contraste en los índices de diabetes. Desde 1991, ha hecho unos 20 viajes a Maycoba, así como muchas visitas a la reserva de Gila River.

Su teoría del <<Gen Ahorrador>> es la siguiente: antes de que los métodos de conservación y transporte de alimentos se desarrollaran en Estados Unidos, las poblaciones autóctonas de América del Norte se alimentaban exclusivamente de bienes producidos de forma local, del mismo modo que las poblaciones autóctonas de México, como los pimas, lo hacen en la actualidad. Cuando la cosecha era mala, las personas comían menos. Los largos períodos de sequía y hambruna eran especialmente comunes en las regiones desérticas, como la zona que habitan los pimas. Schulz explica: << La teoría es que los estadounidenses nativos tienen lo que se conoce como el <<gen ahorrador>>. Están programados genéticamente para conservar y ahorrar sus calorías, de manera que nos las malgasten si se produce una hambruna. Ellos serán los que habrán de sobrevivir>>

La constante disponibilidad de alimentos que hay actualmente en Estados Unidos parece haber complicado los problemas de los pimas con la obesidad, asegura Schulz. EL gen ahorrador, que permitió que los indios sobrevivieran durante largos períodos de hambruna en México, obra en su contra en la reserva de Gila River:<< De repente, se produce un abastecimiento constante de alimentos, como el que tenemos ahora, 24 horas al día. Ya nunca hay hambrunas, y esa es la causa por la que presentan un sobrepeso tan grande. Entonces al tener sobrepeso, desarrollan la diabetes mellitus tipo 2 que los acompaña>>

La semana próxima seguiremos escribiendo un poco acerca de las distintas culturas y grupos étnicos donde más influye la diabetes mellitus. Estaremos brindando muy pronto en nuestro blog, información muy relevante acerca de algunas soluciones holísticas para el control de la diabetes descompensada. Por ende te recomiendo que te des la vuelta por nuestro blog cada semana para saber que contenido nuevo vamos subiendo.

Y por último recuerda que puedes descargar hoy mismo nuestra guía BOMBAZO PARA LA DIABETES, donde podrás dar un giro drástico a la enfermedad y comenzar esa vida saludable que tanto deseas con nuestros consejos en investigaciones puestas a tu disposición. Solo debes hacer click en la portada aquí debajo si te interesa descargarla hoy mismo a tu PC.


Dime tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *